martes, 5 de abril de 2016

El encuentro, música arpada de génesis

Collage: Asunción

Se citaron soñadores al ocaso.
Fueron honrados con aplausos
cuando, joviales, acudieron al festejo.
Coincidieron jubilosas las miradas,
rieron el encuentro pícaras y complacidas.
Las bocas, anhelantes,
se distraían con festivas muecas.
Los corazones competían diligentes
por la senda incandescente del deseo.
Fue cálido el roce de sus manos,
ávidas éstas de caricias solidarias.
Convulsionaron 
en un abrazo prieto y delicioso,
se besaron agitados 
en las comisuras de los labios.
Encuentro primigenio de dos almas,
raíz florecida,
música arpada de génesis. 

Asunción







3 comentarios:

  1. Las esperanzas del decir poemas para los demas entre ellos yo...eso es el horizonte de la vida. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas acicaladas nacidas del alma, de las entrañas. Gracias por dedicar unas palabras, Martín Mena.

    ResponderEliminar